No hablamos del sexismo social que afecta al fútbol femenino (que existe) sino de cómo se incurre en sexismo lingüístico al no visibilizar también lo que es masculino y se nombra como universal. ¿Qué sucede cuando no se da está información?

Pensemos…….

 

El futbol femenino bate su récord mundial.

Este domingo 17 de marzo se ha hecho historia en el fútbol femenino. Un total de 60.739 espectadores llenaron las gradas del estadio Wanda Metropolitano para ver el partido que enfrentó al Atlético de Madrid Femenino con el FC Barcelona Femenino en la jornada 24 de la Liga Iberdrola, batiendo así el récord de asistencia en un partido de fútbol femenino a nivel de clubes en toda la historia.

(El Español 17/03/2019)


 

El Barcelona monopoliza la Liga

De confirmarse la reválida del título de Liga por parte del Barcelona esta temporada, los azulgrana habrán levantado ocho de los últimos once trofeos. En la última década, los hoy pupilos de Valverde habrán conquistado más de un 40% de los campeonatos domésticos obtenidos a lo largo de la historia del club. Un hito sin precedentes en la historia azulgrana.

(Marca 18/03/2019)


 

En el primer texto se especifica que se  habla de fútbol femenino. Se restringe la extensión del campo semántico ‘fútbol’ con el adjetivo especificativo ‘femenino’. En cambio, en el segundo texto se habla de la Liga sin calificativos que restrinjan su extensión ¿Por qué hay sexismo lingüístico?

 

Linguísticamente:

- No hay coherencia semántica entre los términos usados ‘El Barcelona, la Liga, los azulgrana….’ y el referente al que se alude: masculino. Un texto que se refiere solo a varones es coherente si marca semánticamente los apelativos con la aposición ‘masculino’.

- Los modelos mentales compartidos por quien construye el texto y quien lo interpreta, solapan el deporte masculino con el deporte sin más, sin especificaciones, mientras que el deporte practicado por mujeres sí que requiere la especificación de femenino. Al deporte masculino no se le reconoce su especificidad, su parcialidad. Saber más y más

 

Ideológicamente:

- Se refuerza el poder hegemónico de lo masculino como representación de la experiencia y práctica deportiva de la humanidad.

- Se solapa la clase universal (quienes juegan al futbol) con la clase de varones (varones que juegan al fútbol). El fútbol femenino se convierte en lo “otro”.

Todos los contenidos de esta web no se pueden reproducir en otros medios sin el permiso de las autoras ni aún citando la procedencia